PyMEs: Creer para ver

 

 

       Por el Ing. Manuel Oñate

 

 

En nuestro país las pymes han venido trabajando duro, adecuándose a los vaivenes de la política, de la economía y de los mercados, como una suerte de organismos preparados para sobrevivir casi indestructibles.

Pero para competir hoy y más aún en el futuro, con incorporar nuevas tecnologías y trabajar duro no alcanza.

Desde hace tiempo, los interrogantes se multiplican en todos los órdenes: hostigan a las empresas y a sus líderes, colocándolos muchas veces en situaciones de desconcierto, parálisis y generalmente los orientan a tomar caminos equivocados.

 

 
 

Esto nos indica, que entramos a la era de la complejidad, en donde los escenarios cambian con gran velocidad, hay mayores desafíos, más incertidumbre, pero simultáneamente, también hay más oportunidades. En este sentido, cómo se pueden preparar las Pymes para competir hoy con vista al futuro, donde posiblemente, las soluciones de ayer sean los problemas de mañana?

 

Lo dicho plantea una serie de interrogantes:

  • Qué debemos hacer?
  • Qué no debemos hacer?
  • Qué debemos intentar cambiar?
  • Qué debemos tratar que no cambie?

 

Dos aclaraciones al respecto:

  • Lo anterior no es un trabalenguas, es una realidad.
  • Observen que los interrogantes están planteados en plural: No lo podemos lograr solos, sí podemos permitirnos un espacio para la  reflexión, sacar conclusiones y luego actuar.

 

Por lo dicho hasta aquí, hoy más que nunca los Nº1 tienen una mayor responsabilidad para que sus empresas continúen funcionando y de forma competitiva. Para ello, deberán hacer esfuerzos en buscar y visionar soluciones que quizás hoy les resulten desconocidas y no por ello descartables, por el contrario. Es un acto de Fe, es creer para ver y no a la inversa.

 

"No es necesario cambiar. La supervivencia no es obligatoria"

 E. Deming